miércoles, 21 de octubre de 2009

Made in Taiwan

En Taiwan no paran de surgir genios audiovisuales. Este video stop motion se llama Deadline y lo dirigió un tal Bang-yao Liu. Y por acá pueden ver el making of. Lo que me parece extraordinario de este corto es que usa la estética high-tech del píxel desde la técnica más primitiva del cine (el stop motion o descomposición del movimiento en fotografías fijas). Es algo así como si alguien se propusiese fabricar una computadora con palitos de helado, y lo logra. La idea de que al pegar papelitos se puede reconstruir la gráfica del videogame y los iconos de la cybercultura hogareña es una propuesta que pone en relación la más rudimentaria manualidad con el mundo de la alta tecnología como una prueba paradójica de que en el germen de una está la otra o, dicho de manera distinta, que se puede encontrar una genealogía impensada entre los dos polos antagónicos de producción. También, a cada golpe del montaje, entre un plano y otro, entre un cuadrado y otro, se salta de la abstracción a la figuración, intermitencia creada a partir de una ecuación aritmética representada como figuración geométrica, que hace de la imagen una tensión bastante particular entre lo analógico y lo digital, entre la superficie y su cálculo: cómo un cuadrado de papel se puede transformar sucesivamente en mundos alucinados por la cibernética. Así, la imaginación tecnológica produce el paisaje mental como un mosaico mutante y extrañado de las formas de figuración visual. Es como el sueño de una reunión imposible entre esferas de la experiencia técnica y estética; y por eso creo que es evidentemente que este corto pertenece al subgénero del onirismo tecno-pop.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Está buenísimo, Diego.

¿Éste lo viste?

http://www.youtube.com/watch?v=NM1DeZ2xnOk

Es impresionante.

Abrazo,

Quielo

Diego dijo...

Quielo, no había visto específicamente este video, pero vi un documental sobre el viaje por latinoamérica del tipo, donde se muestra su primera animación en paredes. Si no me equivoco está documentada su primera animación, que es más precaria que esta. El documental se llama Megunica, tal vez se puede bajar, está focalizado más en los murales pero tiene un par de animaciones. Y es muy bueno.
Abrazo,
dt