miércoles, 3 de marzo de 2010

Soy moderno


Parece que viene pronto, así que finalmente podré ver en vivo a Jonathan Richman. Es mi momento indicado para hacerlo, porque hace poco editó el vinilo You can have a cell phone that's ok but not me, el título de disco que más me identifica y que define mi posición sobre la década hipertecno que terminó. Espero que traiga vinilos para vender, así me compro uno y uso su tapa como póster. Poca, muy poca gente que conozco (me sobran los dedos de una mano, ponele) puede repetir ese estribillo así, en primera persona y sin mentir, como un modo de resistencia. Yo voy a ir a corearlo con todo el cuerpo, como se corean realmente los manifiestos generacionales de la contracultura. Esos que el excéntrico JR canta como nadie, y los pinta mucho mejor que Pablo Picasso (esta última frase es una excusa estúpida para hacer el link a ese gran video found footage para una canción perfecta).

3 comentarios:

m.a. dijo...

batalla contra los fuckin teléfonos. me cuento entre tu tropa. no tuve, no tengo ni quiero tener.

Diego dijo...

Magda:
Formemos una banda, llamémosla Fusilen al Ringtone y hagamos sólo covers de esa canción de Richman.

Muy bueno tu diario europeo. ¿Estás acá? ¿Estarás para el recital de JR?
Beso,
dt

m.a. dijo...

me encanta. muerte al ringtone, y basta de la fantochada del modo silencio, que claramente se sigue oyendo (las vibraciones se escuchan, quién puede dudarlo).
y ya estoy acá. me quedo hasta julio. podemos hacer plan recital. estaría bueno.
ganas de verte.
beso
m