viernes, 19 de febrero de 2010

Corazón de torta


La muchacha fue, es y será una pluma destacada del humor crispado, fuera de toda corrección. Su nombre es Roberta Gregory, surgió del underground, nunca fue una profesional del cómic, lo hace como lxs grandes del under y del más allá, porque de la sangre le sale tinta china. Y así garabateó algunas de las cosas más geniales del humor lesbofeminista (es decir, doblemente genial). Esta es la nota que salió en el Soy de esta semana, una especie de introducción al mundo según Gregory, porque en este país ni se la nombra; por ahora la única persona que encontré que la mencione fue Caro Chinaski (la pone entre sus referentes, entre los que también están Basquiat, Ramones y T-Rex: qué equipo, carajo).

Más sobre otras historietistas lesbianas que me gustan mucho: por acá, por ahí y otro poco por allá.

1 comentario:

Gordo puto, amén dijo...

Muy buena la nota de SOY.
Besos,
Raul y Franco